Vendaje Neuromuscular

Esta técnica se desarrolló hace 25 años de la mano de Kenzo Kase en Japón.
Entre sus funciones destacan la reeducación del sistema neuromuscular y propioceptivo, mejorar la postura del paciente (información sensoriomotriz), facilitar el drenaje linfático, reducir el dolor, acelerar el proceso de reparación de la lesión
Esta técnica no afecta a la amplitud de movimiento, por lo que se puede llevar las 24h del día durante 3-4 días
Se puede aplicar en músculos, ligamentos, tendones, cicatrices, cápsulas…

Al aplicar la técnica, se influye sobre diversos tejidos de manera distinta. Resumiendo, los efectos se pueden catalogar en:

Vendaje Neuromuscular
  • Analgesia
  • Mejorar la función muscular por regulación del tono muscular
  • Ayuda a la función articular, por:
    • Estimulación de la propiocepción
    • Corrección de la posición articular
    • Corrección de la dirección del movimiento
    • Aumentar la estabilidad
  • Eliminar bloqueos de la circulación sanguínea y evacuación linfática
  • Mecanismo neurorreflejo